A continuación encontrarás información detallada sobre este innovador medicamento y cómo puede ayudarte a alcanzar tus objetivos de pérdida de peso de manera segura y efectiva.

¿Qué es la semaglutida?

La semaglutida es un fármaco aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la obesidad crónica en adultos. Pertenece a una clase de medicamentos conocidos como agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Estos medicamentos funcionan al imitar la acción de una hormona natural en el cuerpo que regula el apetito y el metabolismo.

¿Cómo se administra la semaglutida?

La semaglutida se administra mediante inyecciones subcutáneas una vez a la semana.

¿Cuáles son los beneficios de la semaglutida para la pérdida de peso?

Varios estudios clínicos han demostrado que la semaglutida puede ser altamente efectiva para la pérdida de peso. En un estudio en particular, los participantes tratados con semaglutida perdieron significativamente más peso en comparación con aquellos que recibieron placebo. Además, la semaglutida también mostró mejoras en los factores de riesgo cardiovascular, como la reducción de la presión arterial y los niveles de colesterol.

¿Es la semaglutida adecuada para mí?

La semaglutida puede ser una opción adecuada para aquellos adultos que tienen un índice de masa corporal (IMC) de 30 o superior, o un IMC de 27 o superior.

¿Cuanto peso voy a perder con este tratamiento? 

La cantidad de peso que puedes perder con un tratamiento de semaglutida puede variar de una persona a otra y depende de diversos factores, como tu estado de salud general, tu estilo de vida, tu adherencia al tratamiento, tu dieta y nivel de actividad física. 

En un estudio clínico importante, los participantes tratados con semaglutida perdieron en promedio entre 1 y 2 kilos por semana.

Es fundamental seguir las indicaciones de tu médico y combinar el tratamiento con semaglutida con una dieta saludable y un programa de ejercicio regular para maximizar los resultados. Además, la pérdida de peso sostenible a largo plazo se logra generalmente a través de cambios en el estilo de vida y no solo con el uso de medicamentos.

¡Llamanos!