Joven sostiene una naranja al lado de su muslo demostrando la diferencia de textura entre una piel con celulitis y una piel que no padece de este problema

Descubre cómo eliminar la piel de naranja con subcisión

La celulitis o «piel de naranja» es un problema común que afecta a un alto porcentaje de la población, especialmente a las mujeres.

Y, aunque no es perjudicial para la salud, puede afectar la autoestima y la confianza de quien la padece.

Afortunadamente, existen tratamientos eficaces para combatirla, y uno de ellos es la subcisión. En este artículo, aprenderás cómo eliminar la piel de naranja sin someterte a una cirugía.

Cómo eliminar la piel de naranja sin cirugía

La piel de naranja, comúnmente conocida como celulitis, es una condición que se forma debido a la acumulación de grasa en ciertas áreas del cuerpo, generando una apariencia irregular en la piel.

Esta condición es difícil de eliminar debido a su naturaleza persistente y a la forma en que la grasa se deposita en las capas profundas de la piel.

Sin embargo, la subcisión, un procedimiento no quirúrgico que resulta muy eficaz para tratar la celulitis, es capaz de mejorar la apariencia de la piel minimizando esta textura rugosa o con huequitos característica de la piel de naranja.

Este tratamiento, que se realiza de forma ambulatoria sin necesidad de hospitalización ni incisiones, ofrece resultados permanentes, por lo que se convierte en una solución eficaz para combatir la piel de naranja.

¿Qué es la subcisión de celulitis?

La subcisión es un procedimiento médico no quirúrgico que se utiliza principalmente para el tratamiento de la celulitis y las cicatrices de acné.

Este procedimiento se centra en la liberación del tejido fibrótico, que es el tejido conectivo fibroso que une la dermis profunda con el tejido subcutáneo.

Esta estrategia de liberación del tejido permite restaurar el volumen en zonas de la piel que han sufrido una depresión, como es el caso de los pozos de celulitis o las cicatrices.

La subcisión logra este efecto al romper las bandas fibrosas que tiran de la piel hacia abajo, creando las depresiones visibles en la superficie de la piel.

Con la liberación de estas bandas, se fomenta la formación de nuevo tejido, lo que rellena las depresiones y mejora la apariencia general de la piel.

¿En qué consiste el procedimiento?

Durante la subcisión, se rompen las fibras de colágeno o depresiones con una aguja en forma de bisturí. Esto da paso a la formación de nuevo tejido.

Al activarse los factores de coagulación, el fibrinógeno del plasma se transforma en fibrina.

El tejido de granulación que penetra en la fibrina se sustituye por un tejido fibroso vascularizado, que se expande y se eleva, corrigiendo las zonas tratadas.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • No requiere hospitalización:

La subcisión es un procedimiento ambulatorio que no requiere que el paciente permanezca en el hospital.

  • No se requieren incisiones:

A diferencia de algunas otras opciones de tratamiento para la celulitis, la subcisión no implica cortes o incisiones en la piel.

  • Los resultados son permanentes:

Una vez que se ha realizado el procedimiento, los resultados son duraderos. La piel tratada conservará su apariencia mejorada de forma permanente.

  • Recuperación rápida:

La subcisión tiene un tiempo de recuperación relativamente rápido, permitiendo al paciente retomar sus actividades normales en poco tiempo.

  • Personalización del tratamiento:

La subcisión se personaliza para cada paciente. Esto significa que el procedimiento se adapta a las necesidades específicas de cada persona, lo que permite un mayor éxito en el tratamiento para la piel de naranja.

¿Puede la subcisión eliminar la piel de naranja?

Sí, la subcisión puede ser muy efectiva para eliminar la piel de naranja. Esto se debe a que este tratamiento se dirige a la raíz del problema, liberando el tejido fibrótico que causa la apariencia de la celulitis.

Además, la subcisión es un tratamiento duradero. Una vez que se han roto las bandas de tejido fibrótico y se ha fomentado la formación de nuevo tejido, los resultados son permanentes.

Por tanto, este método no solo es efectivo para eliminar la celulitis, sino que también tiene un efecto duradero que fomenta la confianza del paciente con su cuerpo a largo plazo.

Conoce aquí >> Los 7 tratamientos anticelulitis más efectivos de IEMEC.

¿Quiénes son candidatos a este tratamiento?

La subcisión está indicada principalmente para personas que presentan celulitis, cicatrices por acné, cicatrices por cesárea, por apendicectomía y lipectomía.

Ahora, como tratamiento para reducir la piel de naranja, es ideal para:

  1. Mujeres con celulitis leve, que suelen presentar la apariencia de «piel de naranja» solamente al pellizcar la piel o en algunas áreas del muslo cuando están sentadas.
  2. Mujeres y hombres con celulitis moderada: este grupo presenta una apariencia de «piel de naranja» más visible, incluso sin pellizcar la piel. Las zonas donde normalmente la celulitis es más visible son las piernas y glúteos.
  3. Mujeres y hombres con celulitis severa: este grupo tiene celulitis profundamente asentada con un aspecto acolchado notable en distintas áreas del cuerpo.

Para determinar la efectividad del tratamiento y las áreas que necesitan del procedimiento es necesario que discutas tus expectativas con un profesional.

Subcisión para eliminar la piel de naranja en IEMEC

En IEMEC, contamos con un equipo de expertos que se encargará de evaluar tu caso de manera personalizada, para establecer las zonas que deben recibir el tratamiento, y garantizarte los mejores resultados posibles.

Nuestro objetivo es ayudarte a lograr la piel suave y tonificada que siempre has deseado. Estamos comprometidos con proporcionar la mejor atención y los resultados más efectivos.

Contáctanos si deseas programar una cita de evaluación.

¡Llamanos!